Caseta para Perros: Un Hogar a Medida

Este verano un cliente nos solicitó que le estudiáramos la posibilidad de hacer una caseta de madera para tres perros con un pequeño almacén. La premisa era que su manejo: limpieza, alimentación, … fuera lo más práctica posible. Una vez aceptada nuestra propuesta, os presentamos el resultado.

Tras hablar detenidamente de las necesidades que requería nuestro cliente, llegamos a la conclusión que necesitaba una caseta de planta rectangular, con cuatro espacios, tres para los perros (uno de ellos, por las características de uno de los animales, algo mayor) y un almacén para guardar tanto la alimentación de los animales como otros elementos de jardinería, herramientas,…

Propusimos una caseta a un agua, de configuración sencilla, con estructura de madera forrada con tarima tratada y cubierta con tela asfáltica imitación pizarra que tiene como ventaja su bajo peso, pero manteniendo un nivel estético adecuado a lo que nos solicitaban. La caseta que propusimos y luego hemos construido, tiene una planta de 2,5 x 6 m, con cuatro departamentos: dos de 1 x 2,5 m y uno de 1,5 x 2,5 m para los animales y un almacén de 2,5 x 2,5 m, tal y como nos solicitó el cliente.

Para facilitar la limpieza del interior, se realizó una solera de hormigón inclinada con unos pequeños muretes a nivel sobre los que se apoya la estructura, pudiendo limpiarse con agua a presión, sin ningún elemento que dificulte el drenaje. Se colocó una “cama” abatible y una plataforma que se puede retirar, para que los animales descansaran sobre la calidez de la madera y no directamente sobre el suelo de hormigón.

Con la idea de facilitar la alimentación, se hizo una puerta dividida en dos alturas, como solemos hacer con los establos para caballos, para poder alimentar los perros abriendo solo la parte de arriba sin permitir que estos salgan. Al otro lado, no se colocaron puertas de modo que cada animal accede libremente a su recinto, con un espacio exterior cerrado en el que puede andar libremente. Nuestro cliente también quiso hacer un pequeño altillo sobre cada recinto a modo de almacén. Se colocaron un par de huecos cerrados con metacrilatos para que entrara luz.

El resultado, como puede verse en las fotografías es sencillo, pero, como siempre lo más importante para nosotros, cumpliendo las expectativas de nuestro cliente.


Leave a Reply